Caída sin consecuencias para Rossi, aunque su moto ha quedado destruida

Valentino Rossi ha sufrido una fuerte caída durante la primera jornada del test de MotoGP 2018 en Valencia. El piloto italiano ha perdido el control de su M1 en la curva 10 y su moto ha quedado totalmente destrozada.



No empiezan nada bien los test de Valencia para Valentino Rossi y Yamaha. El piloto italiano ha sufrido una fea caída en la curva 10, punto en el que Marc Márquez había protagonizado una increíble salvada unos minutos antes. La moto se ha rebozado por la grava y ha quedado totalmente destruida.

Afortunadamente, Valentino se ha escapado sin lesiones de este fuerte incidente, aunque miraba con incredulidad a su M1 después de ver el estado en el que se ha quedado. El de Tavullia ha sido trasladado al box en scooter para salir con la segunda moto minutos después.

El piloto italiano había realizado hasta ese momento 10 vueltas, con un mejor tiempo personal de 1:31.782 durante esa primera parte de la jornada. En las imágenes de televisión no se ha podido ver muy claro cómo ha sido la caída, aunque todo apunta a que se le ha podido cerrar la dirección a la hora de afrontar ese viraje, que se ha convertido en uno de los más conflictivos tanto en el GP como en el comienzo de los entrenamientos.

Es destacable que Valentino Rossi estaba usando la horquilla Öhlins de fibra de carbono, una evolución que ya había probado antes pero que parece que aparcó pues no había vuelto a recurrir a ellas desde mitad de temporada.

Durante el Gran Premio ya hubo bastantes caídas y las bajas temperaturas en los primeros compases de esta mañana se han convertido en otro factor clave para este incidente de Rossi.

Nuestro compañero Jesús Robledo ha podido captar las imágenes del estado de la M1 tras esta caída. Aquí puedes verlas:

Siguiente
Anterior

Cargando artículo