Pedrosa no ha podido pasar del 14º y se queda a 49 puntos

Con graves problemas para meter temperatura al neumático, cogiendo sólo dos puntos y a punto de ser doblado. Así se puede resumir un domingo negro para Dani Pedrosa en una carrera en lluvia en la que prácticamente dice adiós a poder pelear por el título de MotoGP 2017. El vallesano atribuye a su envergadura las dificultades de poder calentar el neumático trasero.



Decíamos hace poco más de una semana que si Dani Pedrosa quería apurar sus opciones en MotoGP 2017 era ahora o nunca, y que la última parte del campeonato se presentaba favorable para poder acercarse si nos ceñíamos a su historia. Sin embargo, no ha podido empezar peor el último tercio de temporada para él.

Jornada para olvidar para el piloto del Repsol Honda en Misano. Pedrosa se queda prácticamente sin opciones de luchar por el título de MotoGP 2017 tras sufrir de lo lindo bajo la lluvia, ya que en ningún momento ha sido capaz de meter temperatura al neumático trasero para que éste entrase en un rango óptimo de grados que le permitiera rodar a un buen ritmo. La diferencia respecto al ganador ha sido escandalosa -1 minuto y 38 segundos- y Pedrosa ha estado muy cerca de ser doblado. Sólo ha podido ser 14º y se queda a 49 puntos de Márquez y Dovizioso cuando sólo quedan cinco carreras.

Era un fin de semana para pasar al ataque e intentar recortar puntos, y sin embargo Pedrosa se va con una brecha 14 puntos más amplia. El piloto de Castellar del Vallés ha vivido con impotencia una carrera en la que partía séptimo y con buenas sensaciones en seco, pero que en lluvia ha sido un tormento. Así lo explicaba ante los medios presentes en Misano: «Demasiada lluvia para ese neumático, y demasiado duro para la lluvia o el agarre que había en pista. No he podido tumbar en ningún momento la moto, darle gas, trazar o poner las marchas bien, porque no tenía nada de temperatura en el neumático», ha dicho en declaraciones que recoge AS.

NombreDani Pedrosa
Dorsal26
PaísEspaña
MotoHonda RC213V 2017
Ver ficha completa

Dani atribuye a su ligero peso -51 kilos para 1,58 m de estatura- el problema de no poder meter la temperatura adecuada al compuesto trasero blando de lluvia, el mismo que han usado todos los pilotos. «En situaciones como en Assen con frío o aquí con demasiada agua y poco agarre, se dan condiciones en las que no meto temperatura al neumático. Ya puedes tocar la moto como sea, que no hay manera», ha explicado. Lo peor para él, es que en este tipo de condiciones, con lluvia y poco agarre, no parece que haya una solución para su caso: «El problema es que Michelin tiene que cubrir a todos los pilotos y hay mucha diferencia entre el más grande y el más pequeño, que soy yo, y al ser minoritario me quedo con esta situación. No pueden traer neumáticos más blandos porque un piloto grande los puede destrozar», expone Pedrosa.

Pese a que Dani no da por perdidas las posibilidades de campeonato, sabe que ha perdido bastantes en esta cita de Misano. Si no cambian mucho las cosas en las próximas citas, con este nefasto domingo de Dani Pedrosa y la ausencia de Valentino Rossi, la lucha por el título queda reducida a Marc Márquez, Andrea Dovizioso -mismos puntos- y Maverick Viñales -a 16-. La aspiraciones de Dani Pedrosa se han hundido bajo la lluvia del circuito de Misano Marco Simoncelli, donde el año pasado logró su único triunfo de 2016.

Siguiente
Anterior

Cargando artículo