«En la redacción de los hechos denunciados no indica hechos que pudieran ser constitutivas de ilícito penal», considera la jueza

El Juzgado de Instrucción número 3 de Requena ha decidido archivar la denuncia que puso una aficionada contra Valentino Rossi tras un incidente en el paddock del Circuit de Valencia.



El polémico episodio que tuvo lugar en el paddock de MotoGP durante el GP de la Comunidad Valenciana ya tiene una resolución firme. El incidente de Valentino Rossi con una aficionada derivó en una denuncia contra el piloto italiano que ha sido archivada.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Requena ha decretado sobreseimiento provisional después de que la aficionada no especificase la supuesta agresión sufrida, refiriéndose únicamente a los “malos modos” de Rossi, además de aportar un parte de lesiones en su denuncia. «En la redacción de los hechos denunciados no indica hechos que pudieran ser constitutivas de ilícito penal», ha considerado la jueza para acabar archivando el caso.

Las imágenes del incidente, que sucedió cuando Rossi circulaba por el paddock con su scooter mientras la aficionada se hacía una foto, dieron la vuelta al mundo desde el pasado 13 de noviembre, día en el que aparecieron por primera vez en redes sociales. Posteriormente, Rossi pidió perdón por el incidente. Así pues, el caso que más polvareda levantó en la última cita de la temporada 2016, queda por fin visto para sentencia.

Siguiente
Anterior

Cargando artículo