El italiano habla de su mal momento en Suzuki

Tras una nefasta primera mitad de temporada en MotoGP 2017, Andrea Iannone espera dar la vuelta a la situación en la segunda parte del año con una Suzuki a la que no consigue adaptarse. El italiano achaca los problemas, entre otras cosas, a que la marca japonesa tiene esta temporada más restricciones.



28 puntos tras nueve carreras y 16º puesto en la clasificación del campeonato. Ese es el devastador panorama que rodea a Andrea Iannone cuando se ha disputado ya la primera mitad de temporada de MotoGP 2017. El italiano tenía el importante desafío de sustituir a Viñales en Suzuki, pero por el momento su rendimiento está siendo realmente decepcionante, ya que ha sido incapaz de conseguir algún buen resultado con una moto que el año pasado estuvo con mucha asiduidad dentro del top 5.

Tan delicada es la situación, que hasta el mismísimo Kevin Schwantz -embajador de Suzuki- cargó muy duramente contra el piloto de Vasto: «Si no quiere arriesgar, que se vaya a correr a los karts», dijo el legendario piloto estadounidense. Iannone, por su parte, se muestra bastante contrariado con este inicio de temporada en el que no consigue adaptarse a una montura muy diferente a la Ducati, su marca en los cuatro años anteriores.

«Este es el parón más difícil de mi vida», comentó el italiano en Sky. «Nunca llegué a las vacaciones con tantas dificultades y eso pesa mucho, sobre todo cuando estás preocupado por conseguir buenos resultados. Sin embargo, estas son como lecciones de vida que ayudan a crecer; no me preocupo y sigo entrenando con el objetivo de llevar a Suzuki arriba», confiesa Iannone.

NombreAndrea Iannone
Dorsal29
PaísItalia
MotoSuzuki GSX-RR 2017
Ver ficha completa

Después de un 2016 fantástico para Suzuki, con un triunfo y un total de cuatro podios cosechados por Maverick Viñales, la marca japonesa se está enfrentando a un año realmente difícil, con muy malos resultados por parte de Andrea Iannone y muchas complicaciones con las lesiones de Álex Rins, quien tan sólo ha podido disputar cuatro de las nueve carreras celebradas hasta la fecha.

«Disfrutábamos de un reglamento diferente, con menos restricciones respecto al actual», alega Iannone sobre el bajón de rendimiento en comparación a la temporada 2016. Pese a que el italiano trata de justificarse, deja claro que la moto tiene potencial: «La moto es buena y puede llegar a ser competitiva. En Sachsenring me caí porque quería conseguir un buen resultado. También cuando llegué a Ducati, en 2013, tuve muchos problemas, quizá aquellos más graves que los que tengo ahora. Para mí es como repetir un camino ya hecho. No estoy preocupado porque confío en mi equipo y en las personas que me rodean», finaliza el piloto de Suzuki.

Entre tanto, Davide Brivio -Team Manager de Suzuki- sigue apagando los rumores sobre una posible salida de Iannone el próximo año tras los malos resultados que está cosechando en el inicio de su andadura con la firma de Hamamatsu. Según ha comentado en varias ocasiones el manager italiano, el objetivo de Suzuki es respetar el contrato de dos años que une a ambas parte.

Siguiente
Anterior

Cargando artículo